Comala ha sido fuente de inspiración para grandes artistas, como lo fue el escritor jalisciense Juan Rulfo, ya sea por su bello sonido lingüístico o por la magia que envuelve al municipio, dotado de una arquitectura pueblerina. La palabra Comala es una adaptación del náhuatl Comalli que significa “lugar de comales” o “lugar donde se hacen comales”; el municipio cuenta aún con habitantes que conservan la lengua madre náhuatl. También es conocido como el “Pueblo Blanco de América”, pues sus construcciones mantienen pintura blanca y el tejado en sus techos; asimismo, cuenta con estrechas calles empedradas. Perviven en abundancia los artesanos que gustan de manejar barro para elaborar artificios de cocina u objetos ornamentales, dan uso a madera fina (principalmente caoba y parota) para crear todo tipo de muebles, entre ellos el tradicional equipal, el cual está cubierto de cuero, también singulares máscaras pintorescas y exóticas que representan animales de la región o personajes tradicionales, éstas existen a raíz de culturas prehispánicas y aún las portan danzantes en el mes de mayo, en ciertas zonas de Comala (como por ejemplo, Suchitlán); hay mucha más variedad de artesanías como los sombreros de palma, el trabajo de cuero para el calzado, diversas prendas de vestir de telas frescas y bordados decorativos, etc


¿Cómo llegar?